0
* Las agresiones sexuales se han incrementado en Arequipa en 30%. Cada día se producen en el país más de 30 violaciones.


Miriam apenas tiene 17 años pero ha sido secuestrada, golpeada y abusada sexualmente. Se salvó de morir. Ahora se encuentra postrada en una cama del hospital, recuperándose de la pesadilla que vivió por más de tres meses junto a su agresor.
Según Omar Beltrán del Centro Emergencia Mujer del Ministerio de Salud, así como Miriam, el año pasado en Arequipa han sido ultrajadas 500 personas menores de 18 años. Lo preocupante es que en los primeros seis meses de este año, el número de víctimas de violación se ha incrementado.
Las escolares han sido las principales presas de los depravados. Las escuelas ya no son seguras para las menores. El año pasado en la institución educativa Nº 40324, ubicada en el distrito de Orcopampa, provincia de Castilla, un profesor abusó hasta de 5 niñas del nivel primario.
Este hecho está en investigación, pero el profesor ha desparecido y se presume que está refugiado en Arequipa.
La violación sexual representa una de las agresiones más frecuentes en Perú. Según cifras de la ONG Manuela Ramos, el año 2000 hubo 11 mil 345 atenciones por violación de la libertad sexual. Es decir, ocurren 31 violaciones diarias en el país. (El 60% de embarazos de niñas de 12 a 14 años, son producto de violaciones cometidas por familiares).
Lo lamentable es que son muy pocas las mujeres que hacen efectivas sus denuncias. Entre otras cosas porque a las víctimas, más si son mujeres adultas, se les exige un absurdo: que certifiquen mediante un documento, el haberse defendido de la violación.
Miriam, no pudo denunciar a su agresor por temor a la represalia. Su agresor fue identificado como Marco Huanta Mullisaca (24), pero tampoco se conoce su paradero. La semana pasada su caso se dio a conocer mediante una conferencia de prensa. Y se ha iniciado una campaña de solidaridad denominada “Miriam... que no te pase a ti”, con la cual se busca recolectar 20 mil soles para su rehabilitación física y emocional.
En el año 2006, en el Ministerio Público se han registrado 8 mil 404 denuncias por violencia familiar y sexual, de las cuales han sido atendidas 3 mil 828, es decir, sólo el 50%.
Según el Ministerio del Interior, durante el año pasado se registraron 6 mil 564 casos de violación sexual, los mayores porcentajes están en Lima (42.90%), Arequipa (6.40%) y La Libertad (5.13%). En el 90% (76,981) de los abusos sexuales las víctimas son mujeres.
Las jóvenes entre los 14 y 17 años de edad son las principales afectadas por violencia sexual (42% de los casos).
Asimismo, de acuerdo a los servicios prestados por el Instituto de Medicina Legal, durante 2004 se reportaron 19 mil 638 exámenes de integridad sexual (violencia sexual) a nivel nacional. En el 56% de los casos se empleó arma blanca.
Según el Instituto de Medicina Legal, por estos actos de violencia cada hora se realizan dos exámenes de integridad sexual.
Un estudio realizado en madres adolescentes del Hospital Honorio Delgado el año 2004, reveló que el promedio de inicio de las relaciones sexuales es a los 15 años. El 72% son embarazos no deseados, el 50% prefiere quedarse sola y el 27% se queda en condición de conviviente.
Omar Beltrán, declara que las autoridades no están preparadas para afrontar las delaciones por violación sexual. “Se están atendiendo los problemas de violencia sexual, pero muchas municipalidades no están preparadas para afrontar las denuncias, además no hay coordinación entre las diversas instituciones”, refiere.
Ni la pena de muerte a los violadores, propuesta por Alan García, ha disminuido la agresión sexual. Urge buscar nuevas soluciones.

BY: JHON MENDOZA

Publicar un comentario COMENTA CON GOOGLE +

 
Top